Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

TELEVÉS: La importancia de proteger el cielo con la iluminación nocturna

06 MAR 2024
Volver

El valor del cielo nocturno en la humanidad es muy importante. Las personas hemos aprovechado el cielo nocturno para crear rutas de navegación, descubrir constelaciones e incluso profundizar en aspectos esotéricos como los signos del horóscopo.

Es un elemento que forma parte de nuestra cultura, de nuestro sentido de sociedad y que es necesario en muchos sentidos. Por eso ahora, más que nunca, necesita nuestra protección.

Es algo que defiende la Oficina Técnica de Protección del Cielo en el IAC (Instituto Astrofísico de Canarias) desde hace más de 30 años.
Esta institución se encarga de analizar distintos parámetros del cielo nocturno de las Islas Canarias y, si bien confirmaba que existen en esta región condiciones excepcionales para la observación astronómica, algunos factores estaban afectando negativamente a esa claridad o transparencia atmosférica.

El motivo principal radica en el uso indebido de luminarias, que ha crecido y continúa en aumento de forma notable por el aumento poblacional y el turismo en esta zona geográfica.

La comunidad científica comenzó a poner énfasis en este problema relacionado con la iluminación nocturna, y en el año 2003 tuvo lugar la Primera Conferencia Internacional Starlight,  para posteriormente, a partir del año 2006, contar con la participación de entidades como la UNESCO, la Organización Mundial del Turismo, la Unión Astronómica Internacional, comisiones de Naciones Unidas y similares.

Se crea así en La Palma el primer manifiesto en defensa del cielo nocturno y el derecho a la luz de las estrellas, con el objetivo de protegerlo y por los beneficios que ofrece con sus efectos a la biodiversidad y a la vida en general.

¿Qué es la Fundación Starlight?

Fruto de estas conferencias internacionales surge la Fundación Starlight, como entidad responsable del desarrollo y promoción de la llamada Declaración de La Palma.

Esta Fundación, que está presidida por Antonia Varela, doctora en Astrofísica del Instituto de Astrofísica de Canarias, tiene varios objetivos, de los que podemos destacar los siguientes:

  • La protección del cielo nocturno.
  • La difusión cultural de la astronomía.
  • El desarrollo económico sostenible local a través del astroturismo.

Para hacer más fácil alcanzar estos objetivos, la Fundación Starlight crea el sistema internacional de Certificación Starlight.

Se trata de un programa de certificaciones con las que se acreditan los espacios que poseen una extraordinaria calidad del cielo y que son un ejemplo de protección y conservación.

Pasos en la protección del cielo con una iluminación nocturna adecuada

Para conseguir una protección óptima del cielo nocturno y que, por tanto, las administraciones públicas puedan obtener tal certificación, hay que seguir los pasos que indica Antonia Varela en una entrevista concedida a Televés:

  1. Ingenieros especialistas en alumbrado público o privado desarrollan un proyecto de alumbrado. En este proyecto se debe plasmar el espacio que se quiere alumbrar, objetivos planteados y un estudio técnico.
  2. Se realiza una auditoría del proyecto, con la que se establecen unos pliegos con criterios específicos sobre lo que se requiere en cuanto a luminarias y distancias, orientaciones, uniformidad,  homogeneidad, temperatura, regulación horaria, potencias, etc.
  3. La Fundación Starlight ofrece a las administraciones interesadas un listado de las luminarias que cumplen los criterios indicados, es decir, que son compatibles con un sistema de alumbrado que no genera contaminación lumínica.
  4. También se ofrecen recomendaciones sobre parámetros como el índice espectral, rutilancia, flujo hemisférico superior (fhs), etc.
  5. Los ingenieros completan el proyecto y lo remiten a la Fundación Starlight, para unas últimas recomendaciones si es el caso, así como advertencias en caso de que se incumplan normativas. En esas recomendaciones también se añade información sobre la gestión del alumbrado, rutinas de encendido y apagado o intensidad y brillo, entre otras.

Importancia de preservar nuestro cielo nocturno

¿Por qué es tan importante preservar el cielo nocturno? Antonia Varela explica personalmente por qué es un tema de máxima prioridad en nuestra sociedad actual.

En primer lugar, porque cuidar de él significa proteger el medio ambiente, la biodiversidad y, de forma general, todo el territorio.

Además, también tiene repercusiones económicas. Una eficiente iluminación nocturna ofrece un ahorro económico y eficiencia energética, que permite a las instituciones públicas reducir sus gastos.

Aquí encontramos un beneficio adicional al conseguir la certificación Starlight y es que con ella es posible aprovechar ventajas para la obtención de financiación, para proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible.

A todo ello, la doctora en Astrofísica añade el astroturismo, un servicio que fomenta el empleo local y motiva la acogida de turistas de todo el mundo, lo que siempre beneficia a la comunidad.

Por último, un cielo sin contaminación lumínica también presenta al municipio como un espacio inteligente, sostenible,  respetuoso con los ritmos circadianos, responsable con el medio ambiente y con la sociedad en general.

¿Cómo podemos proteger el cielo con la iluminación nocturna?

La Fundación Starlight ha extendido las calificaciones de sostenibilidad también a aquellas empresas que como Televés,  pueden ofrecer soluciones de iluminación que coincidan con los criterios planteados para estos proyectos.

Desde la institución se expone la importancia que tienen estas compañías para apostar por la innovación en combinación con unos precios competitivos, que hagan asequible este tipo de proyectos.

Con esta tecnología, las empresas fomentarán el desarrollo de un mercado sostenible, en el que las luminarias no respetuosas con el medio ambiente vayan perdiendo terreno progresivamente.

Beneficios de un cielo nocturno protegido

Un cielo nocturno que se ve protegido por luminaria sostenible y eficiente, consigue muchos beneficios, de los que podemos destacar los siguientes:

  • Se mejora en visibilidad, dado que esta tecnología lumínica ofrece una iluminación más global, sin puntos deslumbrantes ni oscuros, eliminado los picos azules enviados al hemisferio superior y evitando la luz intrusa
  • También mejora la seguridad de las calles, tanto en lo referente a protección ciudadana como también con respecto a cruces de una acera a otra, donde las luces tradicionales sin ópticas dirigidas provocan deslumbramiento.
  • Hay un beneficio directo con respecto a la salud, porque se reduce el estrés ocular. Además, diversos estudios en los campos de los ciclos circadianos han demostrado que la iluminación excesiva puede estar relacionada con enfermedades bipolares o afectar a la secreción de hormonas como melatonina o cortisona, que pueden alterar el sueño.
  • Económicamente, una iluminación nocturna planificada bajo estos criterios va a conseguir un ahorro económico considerable para las arcas públicas.
  • Obviamente la eficiencia energética es un beneficio del que se aprovecha sobre todo el medio ambiente.
  • Por último, también ofrece un beneficio social y cultural, dado que el hecho de que la población pueda volver a disfrutar del cielo nocturno en toda su extensión, sin contaminación lumínica, transmite una sensación de mayor calidad de vida y reconexión con la naturaleza.
TELEVÉS: La importancia de proteger el cielo con la iluminación nocturna

Artículos relacionados

TELEVÉS. El icónico Ponte Vasco da Gama de Lisboa brilla con nueva luz gracias a Televés
La renovación de la iluminación de uno de los puentes más largos de Europa y símbolo de la capital de Portugal
Televés: Iluminación LED de máxima calidad para un  centro científico que pretende impulsar el  resurgimiento de la España Vaciada.
A lo largo de los últimos años, uno de los temas con más protagonismo tanto en medios de comunicación, como  en la conversación pública española, es la España Vaciada.