Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Philips: Sistemas escalables y el almacén del futuro, primera parte

05 ABR 2022
Volver

Los almacenes son tan antiguos como las empresas. Desde el punto de vista de la tecnología, nunca ha cambiado su función básica de almacenamiento y distribución de objetos y materiales.

 

En la actualidad, los almacenes son también un componente importante, tecnológicamente sofisticado, de un sistema de comercio que abarca todo el mundo. Las cadenas de suministro que impulsan la economía mundial, requieren el apoyo de un sector logístico sumamente preciso y eficaz. Sin una integración eficaz del almacenamiento y la logística, el comercio electrónico fracasaría.

En la actualidad, tres dinámicas están conformando el sector de los almacenes:

  • Digitalización: la adopción generalizada de diversas tecnologías de vanguardia que se solapan, entre las que se incluyen la IA, la robótica, el análisis de datos y el internet de las cosas (IoT)
  • Seguridad y bienestar de los empleados: la necesidad de reducir o eliminar los accidentes y las lesiones y de brindar un entorno de trabajo productivo y saludable
  • Sostenibilidad: el empeño en hacer que las operaciones sean "ecológicas", con la neutralidad de carbono como objetivo 
     

La pandemia reforzó estas dinámicas en lugar de mitigarlas. El cambio a las compras realizadas a través de Internet, impulsó el comercio electrónico, aumentó la presión sobre las cadenas de suministro y propició que la agilidad y la transformación digital pasaran a ser más importantes que nunca. La preocupación por la salud, obligó a situar la seguridad y la comodidad de los trabajadores entre las prioridades de las compañías.  Y esta necesidad de cambio, ha contribuido a la renovación de los edificios en edificios sostenibles, especialmente en el sector comercial.
 

Los sistemas conectados y escalables de iluminación, y otros recursos con los que cuenta el edificio, ofrecen la base tecnológica que el sector de los almacenes necesita para hacer frente a los desafíos que plantean estas tres grandes dinámicas. En esta serie de tres artículos, exploraremos cómo pueden hacerlo, especialmente cuando las empresas vuelvan a abrir sus puertas con normalidad y se replanteen sus operaciones una vez superada la pandemia.

 

El papel de los sistemas escalables en la transformación digital de los almacenes


El debate sobre si la transformación digital afectaba también al sector de almacenes ha terminado. Los operadores de almacenes que no adopten la digitalización, se arriesgarán a sufrir una desventaja competitiva en un sector en el que los miembros más destacados ya se han subido al tren digital.

 

La transformación digital puede ser difícil de lograr en la práctica. La actividad constante de las instalaciones logísticas, hace que sea difícil cerrarlas para llevar a cabo proyectos de esta envergadura que afectan a su capital.  Lo mismo ocurre con el hecho de que los almacenes a menudo sirven como nodos en una red logística compleja, un cuello de botella o un retraso en cualquier punto que puede tener consecuencias de gran alcance.
 

Además, los almacenes son empresas de márgenes relativamente altos que actualmente están experimentando un aumento significativo en la demanda.  Dadas las circunstancias actuales, la idea de cambiar los mecanismos tecnológicos de forma disruptiva puede parecer imposible, si no tenemos en cuenta cuán importante es una actualización tecnológica a largo plazo. Quizá, el pensamiento más común es continuar con el negocio de la forma habitual, siempre que se obtengan beneficios.
 

Un mercado abarrotado de soluciones logísticas hace que las cosas resulten mucho más difíciles. ¿Cuáles de las tecnologías son realmente necesarias para las necesidades de un almacén y cuáles son trucos que podrían crear más problemas de los que resuelven, introduciendo complejidad cuando el objetivo es la simplicidad?

 

Aumentar la sofisticación, con facilidad


Introducir sistemas escalables, entre ellos los sistemas de iluminación conectados. Estos sistemas permiten a los operadores de almacenes iniciar el camino de la transformación digital de una manera práctica y fiscalmente viable, añadiendo soluciones y capacidades siempre que sean necesarias.

 

Los sistemas de iluminación conectada pueden servir de base para añadir y distribuir capacidades digitales en toda la instalación. Incluso antes de aprovechar la conectividad nativa del sistema, la iluminación administrada basada en LED ofrece importantes ventajas sobre la iluminación convencional, incluyendo un aumento de la eficiencia energética.

 

La supervisión y el control basados en software pueden hacer posible funciones relacionadas con la iluminación, como la configuración de escenas y la programación de la regulación, para aumentar la eficiencia energética hasta un 80 % en comparación con la iluminación convencional. La capacidad de controlar los niveles de luz en determinados lugares, o de respaldar a trabajadores o tareas específicas, también puede contribuir a evitar accidentes y lesiones.
 

El siguiente nivel depende de la integración de los sensores en el entorno de trabajo, de la recopilación de datos sobre dicho entorno y de las actividades que se realizan en el mismo. En un sistema inteligente habilitado para IoT, los datos recopilados suelen almacenarse en un "data lake" en la nube y se analizan, procesan y visualizan para apoyar la toma de decisiones.

 

En un entorno de almacén, por ejemplo, las soluciones de localización y gestión de espacios en interiores basadas en sensores, pueden ofrecer a los jefes una idea precisa de quién y cómo utiliza las distintas zonas de un almacén. Este conocimiento, puede servir de base para la creación de mapas térmicos de ocupación que a su vez impulsen la optimización de la distribución. Por ejemplo: los elementos pueden configurarse para reducir unos segundos el tiempo medio de preparación de pedidos.  Las aplicaciones de navegación por interiores también pueden acelerar la recogida de pedidos.

 

Los datos recopilados por sensores también pueden mejorar el análisis periódico de ABC: la metodología que implica estudiar el posicionamiento relativo de los contenidos de un almacén para garantizar que todo esté donde debe ser desde el punto de vista de la eficiencia. Una empresa de logística global redujo su tiempo dedicado al análisis ABC en un 25 % gracias a este tipo de tecnología. Los datos también permiten dirigir las carretillas elevadoras por vectores en los que no hay posibilidad de que se interpongan en el camino de los trabajadores a pie.

 

La recopilación de datos ambientales y del sistema a lo largo del tiempo también pueden contribuir al mantenimiento predictivo y al diagnóstico a distancia. Los modelos predictivos son capaces de alertar a los encargados de las instalaciones antes de que se produzca una avería, lo que permite remediarla y evitar las paradas del proceso.
 

Con un sistema escalable bien diseñado se pueden añadir nuevas funciones al sistema y ponerlas en marcha sin apenas interrupción. Las actualizaciones de software y firmware pueden descargarse sin problemas desde la nube, y los sensores y demás hardwares nuevos pueden incorporarse fácilmente sin necesidad de engorrosas reinstalaciones ni largos periodos de inactividad.

 

Innovación radical como servicio


Proveedores como Signify ofrecen sistemas inteligentes en régimen de servicio, lo que significa que el proveedor conserva la propiedad de todo el hardware y el software y contrata la realización de todos los trabajos de servicio y las actualizaciones. A cambio del pago de una tarifa, el operador del almacén recibe los servicios y las capacidades de IoT que necesita. Todo lo demás es responsabilidad del proveedor. El modelo "Light as a Service" convierte los costes de gastos de capital en costes de gastos operativos, eliminando a menudo las barreras financieras que hacen que un proyecto de renovación resulte prohibitivo.
 

A medida que avanza la digitalización, motor de la Cuarta Revolución Industrial, optar por el proceso va a ser cada vez menos una opción y cada vez más obligatorio para mantener la ventaja competitiva. Los sistemas escalables preparados para el futuro están permitiendo una innovación técnica radical en todo el sector de almacenes. Con las ofertas de Light as a Service, y otras innovaciones, la digitalización se está convirtiendo en un proceso fácil de gestionar, de bajo riesgo y manejable, accesible a todo el mundo.

Philips: Sistemas escalables y el almacén del futuro, primera parte

Artículos relacionados

Simon presenta La Casa de la Luz, su nuevo espacio insignia
Un nuevo espacio consagrado a la cultura y a la divulgación de la luz en un reflejo de cómo la compañía percibe su futuro.
El nuevo fusible LV HRC de Siemens aumenta la seguridad del suministro en las redes eléctricas
Alta transparencia a través de la comunicación integrada y la funcionalidad de medición.