Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

PHILIPS: Regreso al futuro: acelerar la adopción de la circularidad

06 JUN 2023
Volver
  • La circularidad es fundamental para afrontar los retos del cambio climático, la escasez de recursos y la pérdida de biodiversidad.
  • Como industria intensiva en materiales, la sanidad tiene un margen importante para invertir el modelo económico lineal dominante.
  • Impulsar la eficiencia de los recursos exige ir más allá del diseño y la producción de hardware y adoptar una visión integrada de los equipos, los servicios y las soluciones digitales.

 

La circularidad se presenta a menudo como una nueva respuesta a los acuciantes retos medioambientales de la humanidad. En realidad, "circular" no es nada nuevo. Antes de la industrialización, era el modelo económico dominante. Nada se perdía ni se desechaba, todo se reutilizaba, reparaba, reutilizaba o reciclaba. Y así la rueda giraba.

 

En el siglo XIX surgió la economía lineal, en la que las materias primas se transforman en productos que se utilizan hasta que se desechan como residuos. Este modelo de "tomar-hacer-desperdiciar" fue impulsado, entre otras cosas, por la revolución industrial y la disponibilidad de energía barata gracias al carbón y al vapor. Se trata de un modelo contaminante que impulsa los retos medioambientales mundiales, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

 

Lo lineal se hizo totalmente dominante con la producción en masa y el auge de la sociedad de consumo tras la Segunda Guerra Mundial. Ese mismo periodo también vio, como respuesta, la reintroducción del pensamiento circular. Los hitos clave fueron el influyente ensayo de Boulding de 1966 The Economics of the Coming Spaceship Earth, la publicación de Cradle to Cradle de Braungart y McDonough, y la aparición de grupos de reflexión como el Biomimicry Institute y la Fundación Ellen MacArthur.

 

¿En qué punto nos encontramos hoy? Para centrar las idesas e impulsar el progreso, se han fijado muchos objetivos ambiciosos en materia de clima y economía circular. La Unión Europea, por ejemplo, quiere lograr una economía circular para 2050 como paso previo para llegar a cero emisiones netas y detener la pérdida de biodiversidad. Los Países Bajos fueron el primer país en fijar un objetivo de circularidad del 100% para 2050, con la ambición de reducir a la mitad el uso de recursos primarios para 2030. Y el Reino Unido ha adoptado un ambicioso programa para conseguir un Servicio Nacional de Salud neto cero en 2050. Pero, en general, como comentó el presidente del IPCC, Hoesung Lee, "estamos caminando cuando deberíamos estar esprintando". [1]

 

La cruda realidad es que la situación mundial empeora año tras año, impulsada por el aumento de la extracción y el uso de materiales: del 9,1 % de la producción mundial basada en principios de economía circular en 2018, al 8,6 % en 2020, y ahora al 7,2 % en 2023[2]. Estadísticas como estas subrayan la necesidad de acelerar rápidamente la adopción de la circularidad. Y en ningún sitio es tan necesario como en la sanidad.

IntelliVue Mounting ICU
 

Circularidad en la asistencia sanitaria: una necesidad urgente y una gran oportunidad

 

Tradicionalmente, la atención sanitaria se ha centrado en el cuidado de las personas. El consumo de energía, los residuos, etc. no eran una prioridad. Pero ahora, con la creciente huella ecológica de la sanidad, nos enfrentamos al enorme reto de tener que "ecologizar" unos sistemas sanitarios que, en conjunto, utilizan cada año el 10% de todos los materiales empleados en el mundo.  Este imperativo se puso aún más de relieve cuando, en julio de 2022, la Asamblea General de las Naciones Unidas afirmó unánimemente que un medio ambiente limpio, sano y sostenible es un derecho humano, no solo un privilegio para algunos.

 

La transición a una economía circular se basa en tres principios, pero a continuación podemos ver que al sector sanitario aún le queda camino por recorrer:

 

Principio de Economía Circular

 

Realidad Actual

 

  • Eliminar los residuos y la contaminación, incluidas las emisiones nocivas como las de CO₂

 

  • Los hospitales producen 13 kg de residuos por cama y día, de los cuales entre el 15 y el 25% son residuos peligrosos, y los sistemas sanitarios del mundo son responsables de más del 4% de las emisiones mundiales de CO₂

 

  • Hacer circular productos, piezas y materiales, manteniéndolos en su máximo valor y utilización el mayor tiempo posible

 

  • Los productos y materiales son el segundo mayor coste de un hospital después de los salarios

 

  • Regenerar los sistemas naturales

 

  • Más del 90% de la pérdida de biodiversidad se debe a la extracción y procesamiento de recursos naturales

 

Como industria, las empresas de tecnología sanitaria, los sistemas sanitarios y otras partes interesadas tenemos la responsabilidad de actuar. La buena noticia es que, para una empresa como Philips, la circularidad representa una oportunidad estratégica para ayudar a nuestros clientes a crear sistemas sanitarios resistentes y sostenibles que sean eficientes en el uso de los recursos y más conectados e inclusivos, además de prestar asistencia a más pacientes.


Aunque los argumentos a favor de la transición a una economía circular son manifiestamente claros, la verdadera conversación que debemos mantener ahora es: ¿Cómo podemos avanzar rápidamente hacia un sistema sanitario circular? No hay tiempo que perder.

Tenemos que diseñar sistemas circulares adaptables, que respeten las limitaciones de los recursos del planeta. Esto requiere colaboración en toda la cadena de valor, un profundo conocimiento de los flujos de materiales y centrarse en lo que realmente crea valor para nuestros clientes.”

 

Comprometidos con la circularidad como motor de una asistencia sanitaria sostenible

 

La circularidad es fundamental para el uso sostenible de los recursos y un requisito previo para la descarbonización de la asistencia sanitaria. La estrategia de economía circular de Philips puede resumirse así: Usar menos, usar más, volver a usar.


En 2022, los productos, servicios y soluciones que contribuyen a la circularidad representaron el 18% de los ingresos totales de Philips, calculados según nuestra metodología auditada externamente. Nuestro marco de ingresos circulares refleja las propuestas que lanzamos al mercado para ayudar a nuestros clientes a aumentar la circularidad de la asistencia sanitaria. Se compone de cuatro pilares 1) diseño circular, 2) modelos circulares de servicio y entrega, 3) gestión circular durante el uso (optimización y ampliación del uso en un cliente) y 4) gestión circular al final del uso (cuidado responsable del producto después de su uso por un cliente).

Circular Customer Needs
 

Además de estas cuatro actividades centradas en el cliente, impulsamos la circularidad en nuestras propias operaciones, con un sólido programa para aumentar la gestión circular de materiales en todos nuestros centros. En 2022, mejoramos la circularidad del flujo de residuos de nuestros centros hasta el 91%, reduciendo, reutilizando y reciclando cada vez más los residuos operativos. Un ejemplo es la sustitución del plástico de un solo uso en los envases de los proveedores por cajas que pueden utilizarse repetidamente. Como resultado, menos del 0,1% de los residuos operativos restantes se vertieron en vertederos, en línea con nuestra ambición de "cero residuos al vertedero".

 

El diseño es clave para la circularidad

 

El diseño circular consiste en tomar decisiones sostenibles desde el principio del proceso de creación del producto, de modo que los materiales y componentes sean adecuados, al final de su uso, para su reparación, reutilización o reacondicionamiento. Alrededor del 40-50% de las emisiones mundiales de CO₂ son atribuibles a la extracción de materiales, el suministro y la fabricación de equipos, lo que suele denominarse "carbono integrado" [8].  La sanidad es una gran consumidora de estos recursos. Por tanto, es vital que encontremos formas de elegir y utilizar materiales para sistemas y dispositivos médicos de manera sostenible.


Nuestro programa EcoDesign se centra en cuatro áreas de impacto: aumentar la eficiencia energética de nuestros productos y soluciones, hacer que nuestros envases sean sostenibles, eliminar gradualmente las sustancias no deseadas y diseñar para la circularidad. Nos hemos comprometido a diseñar todos nuestros nuevos productos de acuerdo con nuestros requisitos de Ecodiseño para 2025. Por poner sólo un ejemplo de la eficiencia en el uso de los recursos por la que nos esforzamos: Los escáneres de resonancia magnética de Philips, con su tecnología de imanes BlueSeal totalmente sellados, ya han ahorrado más de 1.000.000 de litros de helio [8].

MR Magnet
 

Trabajar en equipo para lograr la circularidad: nuevas oportunidades para los proveedores de asistencia sanitaria

 

En Philips trabajamos en equipo con nuestros clientes y proveedores para innovar soluciones que mejoren la salud y el bienestar de las personas y ayuden a construir sistemas sanitarios resistentes respetando el medio ambiente. Estamos reduciendo el uso de nuevos materiales y recursos, a la vez que maximizamos el valor de la vida útil de los productos existentes ofreciendo modelos de servicio innovadores, ampliando la eficiencia de los recursos durante la vida útil e implementando soluciones digitales inteligentes.


Productos como servicio

Con nuevos e innovadores modelos de negocio, estamos pasando de vender el producto o sistema en sí a ofrecer su funcionalidad "como un servicio". Esto no solo permite a nuestros clientes acceder a los equipos que necesitan evitando el gasto de capital inicial, sino que también nos da la oportunidad de remodelar nuestra relación con los clientes y de asociarnos con socios de toda la cadena de valor para mejorar la eficiencia de los materiales. Para ayudar a los sistemas sanitarios en la transición a un modelo circular, Philips Capital ofrece estructuras de financiación circular eficientes y modelos de pago flexibles que pueden, por ejemplo, ayudar a ampliar la vida útil del producto.


Actualizaciones y ampliaciones de la vida útil

Los servicios de actualización a distancia e in situ, como Philips SmartPath, permiten mejorar los sistemas existentes para adaptarlos a la tecnología actual o aumentar su capacidad y mantenerlos en uso durante más tiempo.


Gestión de fin de uso: reacondicionamiento y recirculación de piezas

Nuestra cartera Philips Circular Edition permite a los clientes beneficiarse de tecnología reacondicionada, actualizada y de calidad probada a menor coste. Como parte de nuestra ambición de cerrar el ciclo de todos los equipos profesionales para 2025, los clientes intercambiaron más de 3.400 sistemas en 2022.


En Estados Unidos, nuestro servicio de recuperación de piezas AllParts descompone las piezas utilizables de los equipos de Philips y otros grandes fabricantes para volver a utilizarlas. La recirculación de materiales de este modo ayuda a reducir la huella de carbono de la atención sanitaria y a ampliar el acceso a la asistencia.


Si la reparación, el reacondicionamiento y la recuperación de piezas ya no son una opción para un sistema que nos devuelven, las redes locales de reciclaje nos ayudan a reciclar de nuevo las materias primas.

 

Lo digital, un motor de la eficiencia de los recursos que a menudo se pasa por alto

 

Las herramientas digitales inteligentes, el software ecológico y la conectividad en red permiten ofrecer el máximo valor con el mínimo de recursos. En sanidad, esto favorece la telesalud y el desplazamiento de la asistencia de centros clínicos, que consumen muchos recursos, a entornos en red de menor coste y al hogar, lo que da acceso a la asistencia a más personas. Por ejemplo, la sustitución de las visitas físicas por citas de telemedicina supuso una reducción de entre 40 y 70 veces de las emisiones de carbono [10].

 

La transición a soluciones basadas en la nube, los servicios y el software también ahorra los materiales necesarios para el hardware empresarial in situ y reduce las emisiones de CO₂. Las investigaciones han demostrado que el uso de grandes centros de datos centralizados basados en la nube, en lugar de infraestructuras in situ, reduce el consumo de energía en un 84% [11] y solo requiere una cuarta parte de los servidores [12].

Radiology Operations Command Centre interface
 

La mayor eficiencia que permite el software también puede optimizar la utilización del hardware. En radiología, por ejemplo, Philips PerformanceBridge ayuda a los centros de diagnóstico por imagen a sacar más partido de sus sistemas.


Dicho esto, lo digital no es un "almuerzo gratis" cuando se trata del uso de recursos. El software y la IA necesitan funcionar con hardware, y con un crecimiento exponencial de los datos, sobre todo en la sanidad, cada vez hay más interés en el diseño de software e IA ecológicos que puedan ayudar a reducir el consumo de materiales físicos y energía del hardware de las TIC, que es el residuo electrónico de más rápido crecimiento en la UE [13]. También en el ámbito de la IA sabemos que los algoritmos consumen muchos recursos informáticos. En otro caso de "vuelta al futuro", algunos desarrolladores de software abogan incluso por retomar los conocimientos y capacidades de codificación eficiente que tenían cuando tuvieron que encontrar la manera de sortear las limitaciones de la programación de 32 bits.

 

Habilitar y medir el impacto 

 

Una vez analizado "qué" tenemos que hacer, "por qué" tenemos que hacerlo y "cómo" lo estamos haciendo en Philips, volvemos a la pregunta central: ¿Cómo impulsar la circularidad a escala a gran velocidad?


Para apoyar la adopción de modelos empresariales circulares, es necesario crear las condiciones adecuadas a escala. Por ejemplo, incentivar a los consumidores y a las empresas para que devuelvan los productos mediante sistemas de depósito y recompra. Y establecer redes eficaces de recogida y procesamiento. Los gobiernos y otros reguladores tienen un papel clave que desempeñar aquí, estableciendo normas claras, ofreciendo incentivos legislativos o fiscales que apoyen las prácticas circulares y eliminando los obstáculos reglamentarios. Las asociaciones comerciales también pueden ayudar, defendiendo y armonizando las prácticas de compra sostenible.


Reconocemos el reto al que se enfrentan muchos hospitales a la hora de alejarse de las compras lineales, sobre todo a la hora de cambiar sus presupuestos de capex a opex para que los equipos puedan ser alquilados o se pueda acceder a ellos en construcciones como un servicio. Para ello es necesario que los directivos de los departamentos clínicos, de compras y de finanzas trabajen en equipo y utilicen (o aprovechen) modelos de financiación basados en servicios acordes con sus ambiciones de sostenibilidad.

Philips TASY next generation
 

También existe una necesidad ampliamente aceptada de métricas de circularidad globales que permitan una medición coherente y la presentación de informes sobre los avances. Las métricas relacionadas con los ingresos ayudan a enfatizar el valor económico de la circularidad. Para Philips, los ingresos circulares como métrica global única reúnen las diversas prácticas circulares dentro de nuestra empresa. Seguiremos trabajando estrechamente con nuestros socios, por ejemplo, a través de la Coalición de Indicadores de Economía Circular organizada por la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) y Circle Economy para impulsar la definición de métricas prácticas y procesables para ampliar la circularidad.

 

Aunar fuerzas para impulsar el impacto sostenible en la sanidad

 

Abría este artículo con una breve perspectiva histórica de la circularidad. Ahora es el momento de unirnos y escribir un nuevo capítulo, en el que la circularidad no sea un fin en sí mismo, sino un motor integral de la asistencia sanitaria sostenible.


Me anima enormemente ver lo que se puede conseguir cuando las partes interesadas de toda la cadena de valor se unen para crear soluciones circulares conjuntamente, como ilustran nuestras asociaciones con el Hospital Universitario de Rennes (Francia) y el proveedor portugués líder en investigación biomédica traslacional y atención clínica Fundación Champalimaud, este último aprovechando nuestra financiación basada en servicios. 

El sector sanitario contribuye significativamente a las emisiones de CO₂ y, por tanto, tiene un importante papel que desempeñar en la mitigación del cambio climático. Esta asociación nos permitirá seguir garantizando la mejor atención a nuestros pacientes y, al mismo tiempo, contribuir a reducir el impacto medioambiental del sector sanitario.”

Leonor Beleza

Presidenta de la Fundación Champalimaud

 

Para mí, estas colaboraciones demuestran claramente cómo estamos a la altura de nuestro propósito de mejorar la salud y el bienestar de las personas, actuando al mismo tiempo de forma responsable con nuestro planeta y nuestra sociedad. Y me alegro mucho de que cada vez más clientes se unan a nosotros en este viaje.


Deseoso de aprender de las mejores prácticas de los demás, me encantaría saber cómo su organización está poniendo en práctica el pensamiento circular.

 

Referencias :
[1] https://www.ipcc.ch/report/sixth-assessment-report-cycle/

[2] Circle Economy. 2023. Circularity Gap Report 2023 https://www.circularity-gap.world/2023

[3] Circular Economy – Circularity Gap Report 2020 https://assets.website-files.com/5e185aa4d27bcf348400ed82/5e26ead616b6d1d157ff4293_20200120%20-%20CGR%20Global%20-%20Report%20web%20single%20page%20-%20210x297mm%20-%20compressed.pdf

[4] https://practicegreenhealth.org/topics/waste/waste-0

[5] Health Care Without Harm (2019). Healthcare’s climate footprint: How the health sector contributes to the global climate crisis and  opportunities for action (p.22). https://noharm-global.org/documents/health-care-climate-footprint-report

[6] https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959652620354214

[7] https://ellenmacarthurfoundation.org/topics/biodiversity/overview

[8] https://ellenmacarthurfoundation.org/completing-the-picture

[9] Total helium saved compared to conventional, helium-cooled scanners across both production and operations since 2018

[10] Holmner, A., Ebi, K. L., Lazuardi, L., & Nilsson, M. (2014). Carbon footprint of telemedicine solutions--unexplored opportunity for reducing carbon emissions in the health sector. PloS one, 9(9), e105040. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0105040

[11] https://aws.amazon.com/about-aws/sustainability/

[12] NRDC (2014). Data Center Efficiency Assessment. Scaling Up Energy Efficiency Across the Data Center Industry: Evaluating Key Drivers & Barriers

[13]https://joinup.ec.europa.eu/collection/rolling-plan-ict-standardisation/ict-environmental-impact-rp2023

PHILIPS:   Regreso al futuro: acelerar la adopción de la circularidad

Artículos relacionados

SECOM: Factores fundamentales para abordar un proyecto de iluminación de centros educativos
Aunque muchos colegios han ido modernizando sus instalaciones en los últimos años, todavía pueden encontrarse algunos con una iluminación antigua y de mala calidad.
Televés: Santiago de Compostela pionera en el mundo por la iluminación inteligente de un edificio para preservar su valor patrimonial
La Casa do Cabildo de Santiago de Compostela combatirá con este modelo de iluminación el deterioro de la colonización biológica en su fachada