Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

PHILIPS: ¿Por qué las empresas deben llevar a cabo acciones por el clima?

04 MAR 2024
Volver

Es el momento de que las empresas asuman el liderazgo de las acciones por el clima.

 

Los continuos fenómenos climáticos adversos han generado un mayor interés en la responsabilidad climática y en llevar a cabo acciones por el clima. Las empresas que invierten en tecnologías sostenibles que reducen el impacto en el medioambiente pueden ayudar a reducir el consumo energético e influir de forma directa en la capacidad y fiabilidad de la red eléctrica.

 

Además de invertir en tecnologías sostenibles, las empresas que asumen su responsabilidad hacia unas operaciones más sostenibles adoptan políticas y prácticas que tienen en cuenta el impacto medioambiental. De esta forma, concentran sus esfuerzos en reducir los residuos y las emisiones de carbono, reciclar materiales y utilizar fuentes de energía renovables. Acciones corporativas como estas, son muy necesarias para llevar a cabo los cambios que permitan avanzar hacia los objetivos de sostenibilidad que se han definido internacionalmente, así como para mantener a los empleados comprometidos.

 

Las acciones por el clima como estímulo corporativo

 
Impulsar la sostenibilidad y la eficiencia energética ayuda a reducir los costes energéticos y crea un entorno laboral atractivo y motivador para el talento. Varios estudios han demostrado que los equipos directivos aumentan el valor financiero y tienen un mayor impacto en los stakeholders si aplican prácticas de gestión sostenible. Además, aumenta la rentabilidad ya que muchos clientes actuales y potenciales buscan empresas que hayan priorizado prácticas respetuosas con el medioambiente. De hecho, muchas compañías han reinventado sus modelos de negocio integrando la sostenibilidad y la innovación en su tejido empresarial, obteniendo así un valor añadido frente a la competencia.
 

Las empresas que combinan innovación, sostenibilidad y confianza, consiguen mejores métricas operativas y de mercado que sus competidores.”

 
“Las empresas que combinan innovación, sostenibilidad y confianza, consiguen mejores métricas operativas y de mercado que sus competidores”, según el informe sobre liderazgo responsable elaborado en 2020 por The Forum of Young Global Leaders, The Global Shapers Community y Accenture. Los beneficios operativos estimados de estas empresas "son un 3,1% superiores de media, y ofrecen un rendimiento anual más alto a los accionistas." Por el contrario, aquellas compañías que no han alcanzado un “nivel adecuado de sostenibilidad y confianza como para avanzar hacia resultados positivos o por lo menos para prevenir consecuencias negativas, presentan un impacto imperceptible en el rendimiento operativo”.
 
En este sentido, son cada vez más compañías independientemente de su tamaño las que han establecido objetivos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), impulsando a partir de ellos programas de responsabilidad social corporativa asi como sus decisiones financieras. Según una encuesta global de BlackRock realizada en septiembre de 2020, el cambio climático y las acciones por el clima se han convertido en los factores principales que impulsan a los inversores a duplicar sus carteras de activos sostenibles. Aunque las empresas se enfrentan a retos diferentes a la hora de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, alcanzar las cero emisiones netas se ha convertido en un aspecto central en las misiones y las visiones de muchas entidades.
 

Alcanzar las cero emisiones netas requiere de liderazgo corporativo, trabajo en equipo e innovación

 

Alcanzar y superar los objetivos de sostenibilidad requiere de líderes con las habilidades organizativas y la fortaleza para cambiar las actividades empresariales y financieras tradicionales. Actualmente, las estrategias de las compañías dependen de datos y modelos que ofrezcan una perspectiva sofisticada sobre el impacto de la sostenibilidad tanto en los resultados como en la salud y el bienestar de los empleados.

 

Aunque existen muchas soluciones tecnológicas diferentes para reducir las emisiones y lograr una mayor eficiencia energética, los líderes comprometidos con los objetivos de sostenibilidad también deben contar con equipos que comprendan las tecnologías y puedan alinear los objetivos tecnológicos con las estrategias de sostenibilidad. Además de comprender e implantar tecnologías sostenibles, los equipos deben utilizar métricas estandarizadas para supervisar el comportamiento medioambiental y el cumplimiento de las normativas.

 

Incluso con la aparición de las fuentes de energía renovables que mejoran la fiabilidad y la disponibilidad de la red, los líderes y sus equipos también deben buscar otros métodos innovadores para llevar a cabo acciones por el clima, crear valor y protegerse de los riesgos. En este sentido, innovar a veces significa integrar las tecnologías existentes de una forma diferente, en lugar de desarrollar nuevas tecnologías. Los nuevos modelos empresariales en torno a la iluminación LED y los sistemas conectados, por ejemplo, ofrecen soluciones rentables con las que ahorrar energía y reducir las emisiones. Los sistemas conectados que integran iluminación, dispositivos inteligentes y sistemas de control ambiental a través del IoT, pueden establecer métodos para alcanzar objetivos de sostenibilidad a largo plazo y optimizar espacios de trabajo que favorezcan la productividad y el bienestar.

La importancia de llevar a cabo acciones por el clima desde las empresas.
 
Otras soluciones rentables son el aislamiento de las oficinas y los espacios de trabajo, instalar bombas de calor o reemplazar los equipos que consumen mucha energía. Mientras que algunos tipos de aislamiento reducen los costes derivados de la calefacción y del aire acondicionado al ralentizar el flujo del aire, otros como las barreras radiantes y el aislamiento reflectante disminuyen la acumulación de calor radiante. Las bombas de calor ofrecen un buen coeficiente de rendimiento (COP) ya que utilizan bajas cantidades de energía para producir niveles bastante altos de calefacción y refrigeración, lo que se traduce en una mayor eficiencia energética. Además, como las bombas de calor dependen de la energía eléctrica para hacer funcionar el compresor, las emisiones de carbono también son bajas. Paralelamente, la sustitución de los equipos antiguos por otros más modernos y eficientes, ahorra energía y reduce los costes de funcionamiento.
 

Las empresas tienen la capacidad para impulsar las acciones por el clima  

 

Muchos países ya están dando importantes pasos en materia de acción por el clima a través de políticas y regulaciones. Sin este tipo de medidas, tanto particulares como empresas podrían carecer de los incentivos necesarios para cambiar las prácticas tradicionales que llevan a cabo y que perjudican al medioambiente.

 

Sin embargo, las políticas y directrices tienen sus limitaciones ya que los países pueden carecer de la voluntad necesaria para aplicar las políticas o cumplir los acuerdos. A pesar de que los líderes de casi todas las naciones firmaron en 2015 el Acuerdo de París, ningún país ha cumplido los objetivos de reducción de emisiones necesarios para frenar el aumento de la temperatura a nivel global.

 

Teniendo en cuenta este déficit, las empresas de todos los tamaños deberían asumir una mayor responsabilidad en la mitigación del cambio climático. El tejido empresarial supone el 70% del PIB mundial, lo que les da la influencia necesaria para impulsar el cambio. Los diferentes grupos de empresariales pueden trabajar juntos para establecer estándares y métricas de conectividad y comunicación. De esta forma, podrían aprovechar las oportunidades para crear asociaciones del sector público/privado basadas en objetivos de sostenibilidad, liderazgo, trabajo en equipo e innovación. Este tipo de asociaciones son las que impulsar el éxito político y financiero de las acciones por el clima, a la vez que generan beneficios a largo plazo para los diferentes stakeholders, como son las empresas, la sociedad y el medioambiente.

 
Descubre más información sobre como llevar a cabo acciones por el clima desde las empresas en nuestra web de Green Switch.
PHILIPS: ¿Por qué las empresas deben llevar a cabo acciones por el clima?

Artículos relacionados

SIMON: Beneficiaria del Programa de Ayudas AAEEII (Asociaciones Empresariales Innovadoras) en su Convocatoria de 2022
SIMON, S.A.U. fue beneficiaria de las ayudas concedidas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en apoyo a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras, con objeto de mejorar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas.