Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

La iluminación en España

28 ENE 2021
Volver
El 2021 ha empezado con un aumento considerable del coste de la electricidad, lo cual, sumándose a los cambios de hábitos domésticos provocados por el confinamiento del Covid-19, ha supuesto un aumento notable en la factura de la luz en España, y ha incidido negativamente en el bolsillo de todos los ciudadanos.



Pero el consumo energético de España que se produce en el hogar es tan sólo del 16,8% (cifras Haier), por lo que afecta considerablemente a todos los niveles de desarrollo de la economía del país (industrial, comercial, sector público...).

El mercado de la iluminación va estrechamente ligado al coste de la energía, pero al igual que las fuentes de energía evolucionan constantemente hacia el ahorro y la sostenibilidad, la iluminación también, adaptándose a las necesidades del mercado, tanto en novedades de producto, como en nuevas tecnologías que permitan su optimización.

Una de las puntas de lanza de producto en la iluminación, ha sido el LED. El led, al tener una alta eficacia luminosa, mayor vida útil, ser sostenible, no contaminante y que permite un gran ahorro en energía, se expande continuamente, teniendo un crecimiento anual del 9,5% y una tasa de penetración superior al 50% (datos LEDiniside) en Europa.

Por ejemplo, en el alumbrado exterior según el IDAE, el  número de instalaciones, y su consumo eléctrico ha crecido en estas últimas décadas coligado al desarrollo urbanístico de nuestros municipios pero, en estos momentos, las instalaciones de alumbrado exterior están experimentando avances tecnológicos y legislativos que marcarán un punto de inflexión en el tendencial de su consumo. Así, la promulgación del Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior (RD 1890/2008), junto con la irrupción de la tecnología LED y la admisión de la contratación de empresas de servicios energéticos por las administraciones públicas, son hitos surgidos en estos últimos años que cambiarán previsiblemente las instalaciones que hoy conocemos en el alumbrado de nuestros municipios y carreteras.

Se calcula que sólo las propuestas actuales de los municipios de cambiar las lámparas existentes por led, supondrá un ahorro anual del 65%.

Pero la otra punta de lanza es la tecnología. El Internet de las cosas (IoT) sigue expandiéndose a una gran velocidad y la iluminación conectada introduce nuevas oportunidades en diversas áreas de iluminación, como en los edificios y ciudades inteligentes.


Con la IoT, la infraestructura de iluminación de una ciudad completa puede ser controlada fácilmente.

Según un informe de Gartner (empresa consultora y de investigación de las nuevas tecnologías), un proyecto de alumbrado público implementado en su totalidad puede ahorrar hasta el 80% de la energía que gastaría un alumbrado público convencional.

Pero debido al gran desarrollo de la tecnología, IoT también puede ser usado de manera privada en casas y la nueva tecnología puede integrar dispositivos de iluminación interiores y exteriores.

Los proyectos con iluminación inteligente ofrecen una recuperación rápida de la inversión económica realizada respecto a sus competidores, además de ofrecer resultados de manera inmediata en materia de eficiencia energética.

En GES, la parte de iluminación es una de las categorías más demandadas por los instaladores profesionales, y seguimos esforzándonos para ofrecer las soluciones más innovadoras del mercado y de futuro, para el instalador profesional.

La iluminación en España

Noticias relacionadas

A partir del 15 de Abril
A partir de mañana 15 de Abril, reabrimos nuestros mostradores de punto de venta: Electro Stocks, Kilovatio y Fluid Stocks, garantizando no sólo nuestro compromiso de servicio, sino también un protocolo de seguridad para salvaguardar la salud de nuestros clientes y empleados.
GES News nº3 IoT y Conectividad

Esta tercera edición está dedicada a una gama de soluciones con las que GES está altamente comprometido en su desarrollo: la Conectividad y la Internet de las cosas (IoT).