Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Gave Electro inaugura nueva sede central en el parque industrial A7 Llinars Park

19 ENE 2021
Volver
El edificio de nueva construcción, ubicado en Llinars del Vallés (Barcelona), cuenta con un diseño avanzado y funcional.

Las nuevas instalaciones se encuentran en una situación geográfica privilegiada. Junto a la autopista AP-7, y a escasos minutos de Barcelona, permiten dar respuesta rápida a un mayor número de expediciones y responder de modo más efectivo a los pedidos de los clientes.

La nueva sede, con más de 4.000 m2 de superficie ampliables, ha permitido aumentar el espacio de las diferentes zonas productivas y habilitar una área específica orientada a las energías renovables.

La adecuación de espacios ha permitido consolidar el departamento de I+D dotándolo de nuevos equipamientos y tecnologías de última generación, reflejando la importante apuesta por la innovación en la estrategia de la compañía.



El edificio también incorpora medidas de eficiencia energética, mediante la gestión inteligente de los sistemas de iluminación y temperatura, contribuyendo así a la protección del medioambiente.

El traslado de la sede supone un punto de inflexión en Gave Electro que, tras más de 75 años de historia, realiza un salto cualitativo en su trayectoria.

Más información: www.gave.com
Gave Electro inaugura nueva sede central en el parque industrial A7 Llinars Park

Artículos relacionados

LINEAR FLEX DIFFUSE, una revolución en las tiras LED de Grupo MCI
La nuevas tiras LED flexibles LINEAR FLEX DIFFUSE de MCI LIGHT, son una revolución ya que aportan muchas mejoras respecto a las tiras led flexibles 24V convencionales.
Evita penalizaciones de reactiva inductiva y capacitiva instalando el nuevo SVGm de Circutor
Actualmente las compañías eléctricas están penalizando aquellas instalaciones con consumos de energía reactiva inductiva. La tendencia, en la mayoría de países, es exigir cosenos de phi próximos a 1, llegando a penalizar a aquellas instalaciones que consumen energía reactiva capacitiva.